MEDICINE
hamburger
alt

Conocer los peligros del sol para poder protegerse mejor

El sol

Situado a 149 millones de kilómetros de la Tierra, el Sol es la estrella más cercana a nosotros.

El sol emite ondas electromagnéticas (llamadas radiación solar) esenciales para la vida.

Sin embargo, su influencia puede tener un efecto perjudicial sobre el cuerpo.

La tierra recibe sólo una pequeña parte de esta radiación, debido a las diferentes capas de la atmósfera que detiene la radiación más perjudicial para los seres humanos.


¿Qué es la radiación solar?

Los rayos gamma, X y UVC son extremadamente peligrosos, pero son detenidos por la capa de ozono en la estratósfera y por lo tanto no llegan a la superficie de la Tierra. La capa de ozono forma una verdadera protección contra los rayos del sol más peligrosos.


¿Cuáles son los rayos que llegan a la tierra?

Los rayos UVA (320-400 nm) son los de mayor energía y los que causan el mayor daño, ya que penetran más allá de la epidermis, alcanzando así la dermis. Son los responsables de las quemaduras solares, del envejecimiento de la piel y del cáncer de piel.

Los rayos UVB (280-320 nm) son menos energéticos que los UVA, por lo que penetran menos la piel. Son los responsables de las alergias al sol, y, a largo plazo, de la aceleración del envejecimiento de la piel y del cáncer de piel.

Los rayos infrarrojos (780 nm a 1 mm) son los responsables de la sensación de calor.


Los factores que influyen en la intensidad de la radiación uv:

Latitud

Cuanto más cerca del Ecuador, más radiación solar.

Altitud

A más altitud, se reduce el espesor del filtro de la atmósfera que detiene la radiación UV, por lo que la intensidad UVB aumenta.

Cobertura nubosa

A mayor densidad de nubes, la radiación UV disminuye, ya que se refleja, absorbe y difunde por las nubes.

Reverberación

Dependiendo de la superficie, la radiación solar se puede reflejar más o menos, lo que aumenta su peligro. Los rayos UV se reflejan por el agua, arena, pasto y especialmente por la nieve y el hielo.

La posición del sol

Mientras más alto esté el sol en el cielo, más alto será el nivel de la radiación UV. Esto varía dependiendo de la hora del día. La intensidad de la radiación UVB es máxima entre 11h y 15h.


Los beneficios del sol:

Ayuda a producir vitamina d

Los UVB promueven la síntesis de la vitamina D necesaria para la calcificación de los huesos. La exposición de las zonas de la piel descubierta 10 a 15 minutos de 2 a 3 veces a la semana es suficiente para garantizar las necesidades de vitamina D.

Estimula la inmunidad

Se ha demostrado que el sol es capaz de aumentar el número de glóbulos blancos o linfocitos, las células encargadas de la primera defensa frente a la infección.

Melanogénesis (bronceado)

La melanogénesis es la síntesis de melanina. Este es el principal mecanismo de defensa natural de la piel contra los rayos UV. El bronceado se produce dos días después de la exposición y alcanza su máximo nivel después de 3 semanas de exposición. Es, en otras palabras, fototipo determina la protección natural de la piel. Las personas de tez morena tendrán mayor protección natural al sol debido a una mayor presencia de melanina que las personas de tez clara. Existen 6 tipos de Fototipos, el primero siendo el de piel muy clara y el sexto el de piel morena.


Los riesgos:

>Eritema (quemadura de sol)

El eritema o quemadura de sol corresponde a una alteración o destrucción de las células en la epidermis. Las quemaduras solares se deben a los UVB en un 80% y a los UVA en un 20%.

Convencionalmente, el eritema (enrojecimiento) inducido por los UVB es bifásico, con una fase de transición inmediata, que comienza después de unos pocos segundos y dura sólo unos pocos minutos, y la fase prolongada que comienza después de 3 a 5 horas, o en un máximo de entre 12 y 24 horas, y se prolonga durante aproximadamente 72 horas.

>Fotosensibilización

Algunos agentes (perfumes, medicamentos, tratamientos hormonales, etc.) aumentan la sensibilidad de la piel a la luz solar. En caso de exposición, esto conduce a una reacción de la piel.

Erupción solar polimorfa o “alergia solar”

Aparece en las primeras exposiciones al sol. Existe una prevalencia en mujeres de 15 a 35 años. Se manifiesta con la erupción de pequeñas manchas rojas ligeramente elevadas como urticaria o pequeñas ampollas, y acompañadas de una picazón severa. Se localiza en el cuello, hombros, brazos, dorso de las manos y los pies.

Urticaria solar

Aparece a los pocos minutos después de la exposición al sol y espontáneamente desaparece en la sombra en unas pocas horas. Esto se traduce en la aparición de placas de urticaria, similares a las picaduras de ortigas.

Melasma

Se observa principalmente en mujeres embarazadas, por lo que se llama máscara del embarazo. Esto resulta en la aparición de manchas de contorno irregular en la cara, cuello y escote.

Envejecimiento de la piel

El sol acelera el proceso de envejecimiento de la piel. La exposición excesiva al sol durante años provoca repercusiones como el envejecimiento prematuro de la piel.

En la epidermis, los UV causan el engrosamiento del estrato córneo (la capa más superficial), causando así la aparición de manchas de pigmentación.

En la dermis, los UV (y particularmente los UVA) causan la liberación de los radicales libres que resultan en la destrucción de las fibras de colágeno y fibras elásticas. Por lo tanto, aparecen las arrugas profundas, manchas marrones, lentigo solar.

Las zonas más afectadas son las que están descubiertas y por ende más expuestas al sol, como el rostro, las manos y los brazos.

Fotocarcinogénesis

Es el conjunto de eventos que intervienen en la formación de cáncer de piel causado por la radiación solar.

Cáncer de la piel

Los cánceres de piel son, por mucho, el tipo de cáncer más común en los seres humanos. De acuerdo con estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS)[1], a nivel mundial cada año se reportan más de 130.000 casos de melanomas y más de 2 millones de casos de otros cánceres de piel. Un tercio de los cánceres diagnosticados en todo el mundo son cánceres de piel. Se estima que 66.000 muertes cada año son debido al melanoma.

Aun en el Perú hay mucha gente que no se protege de la radiación, a pesar de que, en los últimos años, los índices de radiación en el Perú se han incrementado[2], llegando a extremos muy peligrosos en el centro y sur del país, donde la radiación llega a alcanzar los 20 puntos. Es decir, el doble del máximo tolerable fijado por la OMS. Un estudio realizado a partir del registro de índices de radiación de los satélites en todo el mundo situó al Perú como el país con mayor nivel de radiación solar en el mundo.[3]

Según el Ministerio de Salud, en Lima el cáncer de piel ocupa el cuarto lugar entre los cánceres más frecuentes. En el norte ya se posicionó en el segundo lugar. [4]

 

¿Cómo actúan los fotoprotectores?

Los fotoprotectores tienen como finalidad filtrar tanto los rayos UVA como los UVB mediante la absorción, dispersión o reflejo de la radiación. Su capacidad de filtración se define por un factor de protección SPF (Factor de Protección Solar). El SPF se debe elegir en función del tipo de piel y la intensidad de la radiación solar (mar, montañas, nieve).

SPF 6 = protección leve

SPF 15 = protección media

SPF 30 = alta protección

SPF 50+ = muy alta protección

Puede presentarse en distintas formas, como crema, aceite, gel, etc. Se tiene que colocar sobre la piel con el propósito principal o exclusivo de protegerla de la radiación UV.

 

Precauciones ante la exposición al sol para todos

Para cumplir con el nivel de protección anunciado en el empaque es necesario aplicar una cantidad suficiente y de manera frecuente.

Evitar la exposición entre las 12h y 16h.

No exponer directamente a la luz solar a los bebés y niños pequeños.

Usar ropa protectora (sombrero, lentes de sol, polo de manga larga, etc.)

Volver a aplicar con frecuencia el fotoprotector para mantener la protección, especialmente tras transpirar, bañarse o secarse.

Aplicar el fotoprotector antes de exponerse al sol. El uso del fotoprotector no es una justificación para permanecer más tiempo al sol.

La exposición excesiva al sol es una grave amenaza para la salud. Se recomienda examinar sus lunares regularmente.


Usted está a punto de salir de la familia de sitios web de ABBOTT a un sitio web de terceros

Los enlaces que te sacan de los sitios web mundiales de Abbott no están bajo el control de Abbott, y Abbott no es responsable del contenido de ninguno de estos sitios ni de ningún otro enlace de dichos sitios. Abbott está proporcionando enlaces a usted sólo como una conveniencia, y la inclusión de cualquier enlace no implica el respaldo del sitio enlazado por Abbott.


el sitio web que ha solicitado también puede no estar optimizado para el tamaño de la pantalla.

¿Desea continuar y salir de este sitio web?

true
accessibility
© 2016 Abbott. All Rights Reserved. Please read the Legal Notice for further details.

Unless otherwise specified, all product and service names appearing in this Internet site are trademarks owned by or licensed to Abbott, its subsidiaries or affiliates. No use of any Abbott trademark, trade name, or trade dress in this site may be made without the prior written authorization of Abbott, except to identify the product or services of the company.

accessibility

Usted está a punto de salir de la familia de sitios web de ABBOTT a un sitio web de terceros

Los enlaces que te sacan de los sitios web mundiales de Abbott no están bajo el control de Abbott, y Abbott no es responsable del contenido de ninguno de estos sitios ni de ningún otro enlace de dichos sitios. Abbott está proporcionando enlaces a usted sólo como una conveniencia, y la inclusión de cualquier enlace no implica el respaldo del sitio enlazado por Abbott.


el sitio web que ha solicitado también puede no estar optimizado para el tamaño de la pantalla.

¿Desea continuar y salir de este sitio web?