MEDICINA
hamburger

La conjuntivitis alérgica es el proceso inflamatorio de la conjuntiva de origen inmunológico como respuesta excesiva a sustancias que la irritan e inflaman. La conjuntivitis alérgica es una inflamación de la conjuntiva (la membrana que recubre la superficie ocular y el interior de los párpados) causada por una respuesta excesiva de nuestro organismo frente a un agente externo (alérgeno). La conjuntivitis alérgica afecta el 25% de la población general y puede presentarse sola o acompañada de otras enfermedades alérgicas como rinitis, eczema o bronquitis asmática. Cuando el alérgeno se pone en contacto con el ojo, el sistema inmune desencadena una respuesta inflamatoria alérgica que activa los eosinófilos y mastocitos y otras que liberan la IgE e histamina, que son las responsables de la aparición de los síntomas característicos.


CAUSAS Y SÍNTOMAS

Las principales causas son:

  • Polen de flores y pastos
  • Ácaros del polvo
  • Cosméticos
  • Pelos de animales
  • Antibióticos: penicilina, sulfonamidas, estreptomicina, …

La Conjuntivitis Alérgica puede ser estacional (algunos meses del año) o perenne (durante todo el año) y habitualmente es bilateral y se caracteriza por síntomas de:

  • Picazón
  • Ojo rojo
  • Lagrimeo
  • Secreción acuosa algo mucosa
  • Edema palpebral
  • Fotofobia (molestia con la luz)
  • Sensación de cuerpo extraño

DIAGNÓSTICO

El diagnóstico de la conjuntivitis alérgica se hace principalmente por el examen clínico de la conjuntiva encontrando el enrojecimiento y la presencia de papilas en la conjuntiva tarsal mediante el uso de la lámpara de hendidura, pero la sospecha se basa principalmente en el análisis de la sintomatología característica referida por el paciente, especialmente la picazón acompañada del lagrimeo.

En los casos más severos puede ser de utilidad hacer estudios inmunológicos para tratar de establecer los posibles alérgenos y el tipo de respuesta que pueden generar en el paciente haciendo estudios de inmunoglobulinas, eosinófilos y pruebas cutáneas.


TRATAMIENTO

Está encaminado al alivio de los síntomas y control de la respuesta inflamatoria. Inicialmente se debe evitar frotar los ojos y usar compresas frías tantas veces como sea necesario. Cuando se requiere se debe además iniciar el tratamiento médico utilizando sustancias que permitan lavar o diluir el alérgeno como lágrimas artificiales. Además, se puede iniciar el manejo con fármacos que regulen la respuesta inflamatoria e inmunológica como antialérgicos tópicos que van desde el cromoglicato de sodio, la olopatadina, el besilato de bepotastina, y otros hasta el uso de esteroides tópicos que solo deben ser formulados y controlados por el oftalmólogo. Se debe recordar que en el proceso alérgico puede existir una fase temprana en la cual el principal mediador es la histamina y por tanto los medicamentos que inhiben o bloquean la histamina son de gran utilidad, pero que luego puede existir una fase tardía en la cual los mediadores son otras sustancias como los leucotrienos, prostaglandinas, factores inhibidores de plaquetas y citoquinas entre otros; entonces en estos casos son más útiles otros fármacos como los antialérgicos de acción dual que bloquean no solo la liberación de histamina sino también la cascada inflamatoria con las mediadores mencionados.

Normalmente no se recomienda el uso de antihistamínicos o antialérgicos sistémicos pues es poco el efecto sobre el ojo y si pueden producir resequedad y empeorar los síntomas.

Es muy importante la prevención de la Conjuntivitis Alérgica tratando de establecer que la desencadena en cada caso en particular y así evitar la exposición al alérgeno.

  1. 2016-2017 Basic and Clinical Science Course, Section 8, External Diseases and Cornea, Print ISBN: 978-1-61525-735-5

USTED ESTÁ A PUNTO DE SALIR DE LA FAMILIA DE SITIOS WEB DE ABBOTT A UN SITIO WEB DE TERCEROS

Los enlaces que sacan de los sitios web mundiales de Abbott no están bajo el control de Abbott, y Abbott no es responsable del contenido de ninguno de estos sitios ni de ningún otro enlace de dichos sitios. Abbott está proporcionando enlaces a usted sólo como una conveniencia, y la inclusión de cualquier enlace no implica el respaldo del sitio enlazado por abbott.


El sitio web que ha solicitado también puede no estar optimizado para el tamaño de la pantalla.

¿DESEA CONTINUAR Y SALIR DE ESTE SITIO WEB?

true
accessibility
© 2016 Abbott. All Rights Reserved. Please read the Legal Notice for further details.

Unless otherwise specified, all product and service names appearing in this Internet site are trademarks owned by or licensed to Abbott, its subsidiaries or affiliates. No use of any Abbott trademark, trade name, or trade dress in this site may be made without the prior written authorization of Abbott, except to identify the product or services of the company.

accessibility

USTED ESTÁ A PUNTO DE SALIR DE LA FAMILIA DE SITIOS WEB DE ABBOTT A UN SITIO WEB DE TERCEROS

Los enlaces que sacan de los sitios web mundiales de Abbott no están bajo el control de Abbott, y Abbott no es responsable del contenido de ninguno de estos sitios ni de ningún otro enlace de dichos sitios. Abbott está proporcionando enlaces a usted sólo como una conveniencia, y la inclusión de cualquier enlace no implica el respaldo del sitio enlazado por abbott.


El sitio web que ha solicitado también puede no estar optimizado para el tamaño de la pantalla.

¿DESEA CONTINUAR Y SALIR DE ESTE SITIO WEB?