MEDICINE
hamburger

La epilepsia es un trastorno cerebral en el cual una persona tiene crisis epilépticas repetidas durante un tiempo. Las crisis epilépticas son episodios de actividad descontrolada y anormal de las neuronas que puede causar cambios en la atención o el comportamiento.3 Se define como una condición crónica, recurrente caracterizada por la aparición de 2 o más crisis no provocadas e incluye a todos aquellos individuos que han tenido 2 o más crisis independientemente del tipo de ellas o edad del afectado y excluye todos aquellos casos en los cuales hay una causa sintomática demostrada, como por ejemplo una hipoglicemia en un diabético.

Una característica importante de las crisis, es que éstas son siempre parecidas (estereotipadas), de aparición súbita y pueden presentarse estando la persona sola o rodeada de gente. Las crisis epilépticas no son modificadas por la voluntad.4

Existen 2 grandes grupos de Crisis de Epilepsia: Crisis epilépticas primariamente generalizadas y crisis focales (parciales): Siempre hay un pequeño porcentaje de crisis de difícil clasificación, que en general corresponden a epilepsias asociadas a enfermedades cerebrales progresivas y de rara ocurrencia.

Es importante clasificar correctamente una crisis como una etapa esencial para el diagnóstico y tratamiento adecuado de la epilepsia. En este sentido la información proporcionada por los testigos y/o el paciente en relación con lo que sucede antes, durante y después de la crisis es indispensable para el médico. Los estudios necesarios y complementarios para poder hacer un diagnóstico y una clasificación de las crisis epilépticas incluyen de rutina el Electroencefalograma (EEG) y muchas veces la neuroradiología.

Existe un segundo eje en la clasificación de las epilepsias y corresponde a la causa. Se clasifican como idiopáticas, llamadas también primarias, aquellas epilepsias en que no se encuentra una causa etiológica y que presumiblemente son de origen genético y de naturaleza benigna. Se consideran sintomáticas, o secundarias, aquellas epilepsias en que se logra establecer una etiología concreta. Finalmente existe un grupo en el cual presumiblemente son sintomáticas, pero no hemos podido establecer la causa con los medios disponibles y se las denomina crisis criptogénicas.

Crisis Primariamente Generalizadas: Las crisis primariamente generalizadas son aquellas en que las manifestaciones clínicas indican afectación inicial simultánea de ambos hemisferios cerebrales y cuyo patrón inicial del EEG es bilateral y que reflejan descargas neuronales distribuidas ampliamente en ambos hemisferios. Se pueden clasificar de la siguiente manera:

  • Epilepsia Ausencia
  • Crisis tónico-clónicas
  • Crisis Tónicas
  • Crisis Atónicas
  • Crisis Mioclónicas

Crisis Focales: Son aquellas en que los cambios clínicos y los síntomas o signos indican la activación inicial de un grupo neuronal restringido, o sea, en una parte precisa de un hemisferio cerebral. Las crisis focales se dividen en 3 categorías:

  • Focal simple: sin pérdida de conciencia. La persona se da cuenta de lo que le está sucediendo.
  • Focal compleja: Existe alteración de conciencia, sin pérdida de la misma. En orden decreciente de frecuencia su origen es temporal, frontal, parietal y occipital.
  • Crisis focales secundariamente generalizadas: Cuando la descarga eléctrica anormal se propaga desde su foco de origen hacia ambos hemisferios cerebrales hablamos de una crisis tónico-clónica secundariamente generalizada. Se presenta en cerca de un tercio de los casos de las crisis focales.4

Tratamiento3

El tratamiento para la epilepsia incluye tomar medicinas, cambios en el estilo de vida y en ocasiones cirugía.

Si la epilepsia se debe a un tumor, vasos sanguíneos anormales o sangrado en el cerebro, la cirugía para tratar estos trastornos puede detener dichas crisis.

Las medicinas para prevenir las convulsiones, llamadas anticonvulsivos, pueden reducir la cantidad de crisis futuras.

  • Estos fármacos se toman por vía oral. La clase de medicamento que se recete dependerá del tipo de convulsión que usted tenga.
  • Es posible que sea necesario cambiar la dosis de vez en cuando. Usted puede necesitar exámenes de sangre regularmente para ver si hay efectos secundarios.
  • Siempre tome la medicina a tiempo y como se la recetaron. Pasar por alto una dosis puede hacer que se presente una convulsión. NO deje de tomar ni cambie sus medicinas por su cuenta. Hable primero con el médico.
  • Muchas medicinas para la epilepsia causan anomalías congénitas. Las mujeres que deseen quedar embarazadas deben comentarle al médico con anticipación con el fin de hacer ajustes en las medicinas. 

Muchos fármacos para la epilepsia pueden afectar la salud de sus huesos. Hable con el médico para saber si necesita tomar vitaminas y otros suplementos.

La epilepsia que no mejora después de haber probado dos o tres fármacos anticonvulsivos se denomina "epilepsia resistente al tratamiento". En este caso, el médico puede recomendar una cirugía para:

  • Extirpar las células cerebrales anormales que causan las convulsiones.
  • Colocar un estimulador del nervio vago (ENV). Este dispositivo es similar a un marcapasos cardíaco. Puede ayudar a reducir la cantidad de convulsiones.

3. Medline Plus. Generalidades sobre la epilepsia. Disponible en: https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/000694.htm.Revisado el: 28-06-2017

4. Liga Chilena de la Epilepsia. Disponible en: https://www.ligaepilepsia.cl/epilepsias/tipos-de-epilepsia. Revisado el: 28-06-2017

USTED ESTÁ A PUNTO DE DEJAR EL SITIO WEB DE ABBOTT POR OTRO SITIO DE UN TERCERO

Los links que le dirigen a otro sitio fuera del sitio Abbott no están bajo nuestro control, por que lo Abbott no se hace responsable por dichos sitios ni los links que en ellos se encuentren. Abbott le entrega ciertos links sólo para su comodidad, pero la inclusión de estos links a otros sitios no implica que dichos sitios estén aprobados por Abbott.


El sitio que está por visitar puede no estar optimizado para la resolución de su pantalla.

¿DESEA CONTINUAR Y ABANDONAR ESTE SITIO WEB?

true
accessibility
© 2016 Abbott. All Rights Reserved. Please read the Legal Notice for further details.

Unless otherwise specified, all product and service names appearing in this Internet site are trademarks owned by or licensed to Abbott, its subsidiaries or affiliates. No use of any Abbott trademark, trade name, or trade dress in this site may be made without the prior written authorization of Abbott, except to identify the product or services of the company.

accessibility

USTED ESTÁ A PUNTO DE DEJAR EL SITIO WEB DE ABBOTT POR OTRO SITIO DE UN TERCERO

Los links que le dirigen a otro sitio fuera del sitio Abbott no están bajo nuestro control, por que lo Abbott no se hace responsable por dichos sitios ni los links que en ellos se encuentren. Abbott le entrega ciertos links sólo para su comodidad, pero la inclusión de estos links a otros sitios no implica que dichos sitios estén aprobados por Abbott.


El sitio que está por visitar puede no estar optimizado para la resolución de su pantalla.

¿DESEA CONTINUAR Y ABANDONAR ESTE SITIO WEB?