MEDICINE
hamburger

¿A qué llamamos obesidad?

La obesidad es una enfermedad crónica de alta prevalencia en Chile y en la mayoría de los países del mundo. Se caracteriza por un mayor contenido de grasa corporal, lo cual, dependiendo de su magnitud y de su ubicación topográfica, va a determinar riesgos de salud que limitan las expectativas y calidad de vida. En adultos, la obesidad se clasifica de acuerdo al Índice de Masa Corporal (IMC), por la buena correlación que presenta este indicador con la grasa corporal y riesgo para la salud a nivel poblacional.4

¿Es un problema serio que debemos considerar?

Pocas enfermedades crónicas han avanzado en forma tan alarmante en la mayoría de los países durante las últimas décadas como ha ocurrido con la Obesidad, motivo de preocupación para las autoridades de salud debido a las nefastas consecuencias físicas, psíquicas y sociales.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), desde el año 1980 la obesidad ha aumentado a más del doble en todo el mundo, por lo cual la OMS ha declarado a la obesidad y al sobrepeso con el carácter de epidemia mundial.

Se estima que tanto el sobrepeso como la obesidad son responsables del 44% de la carga de diabetes, del 23% de la carga de cardiopatías isquémicas y entre el 7 y el 41% de la carga de algunos cánceres.4

¿Cuál es la causa de la obesidad?

Se puede considerar que la obesidad es una enfermedad crónica multifactorial. La causa fundamental de la obesidad es un desequilibrio energético entre calorías consumidas y calorías gastadas. Dentro de los factores que inciden en la ganancia de peso desmedida se incluyen:

  • El consumo excesivo de alimentos ricos en grasa, sal y azúcares, pero pobres en vitaminas, minerales y otros micronutrientes.
  • La disminución de la actividad física producto del estilo de vida sedentario.
  • Factores genéticos, ambientales, metabólicos y endocrinológicos.4

¿Qué consecuencias tiene la obesidad?

La obesidad se considera un importante factor de riesgo para enfermedades no transmisibles, tales como las enfermedades cardiovasculares, la diabetes mellitus tipo 2, los trastornos del aparato locomotor y algunos cánceres (endometrio, mama y colon). El riesgo de contraer estas enfermedades no transmisibles aumenta con el mayor grado de obesidad. Por otro lado, se ha estimado que las consecuencias, tanto sicológicas como sociales, deterioran enormemente la calidad de vida de los pacientes obesos. Los niños que presentan obesidad tienen una mayor probabilidad de obesidad, muerte prematura y discapacidad en la edad adulta. Además de estos mayores riesgos futuros, los niños obesos presentan mayor dificultad respiratoria, mayor riesgo de fracturas e hipertensión, y marcadores tempranos de enfermedad cardiovascular, resistencia a la insulina, diabetes mellitus tipo 2 y efectos psicológicos deletéreos.4

¿Qué se recomienda para tratar el problema de obesidad?

La recomendación más habitual se basa en el cambio de estilo de vida y alimentación: quitar o reducir de la dieta alimentos ricos en azúcares y grasas e incorporar el ejercicio frecuente como parte de la vida.

Es altamente recomendable contar con la asesoría de un profesional de la salud para establecer cálculos de calorías diarias seguros y realistas que ayuden a bajar de peso de una manera saludable. El profesional de la salud podrá enseñar y recomendar:

  • Opciones de alimentos saludables
  • Refrigerios saludables
  • Lectura de las etiquetas nutricionales
  • Nuevas maneras de preparar alimentos
  • Tamaños adecuados de las porciones

Se cree que las dietas extremas (de menos de 1100 calorías por día) no son seguras ni tampoco funcionan muy bien, ya que este tipo de dietas con frecuencia no contienen vitaminas ni minerales suficientes. La mayoría de las personas que bajan de peso de esta manera vuelven a comer en exceso y resultan con incrementos de peso de nuevo.

Otro tipo de recomendación que un profesional de la salud puede entregar es apoyar a través de medicamentos que ayuden en el proceso para bajar de peso. Lo más importante en este caso, es que no exista automedicación, por lo que siempre se debe contar con la supervisión de un profesional de la salud.5

5. Dr. Manuel Moreno. Definición y clasificación de la obesidad. REV. MED. CLIN. CONDES - 2012; 23(2) 124-128. Disponible en: http://ac.els-cdn.com/S0716864012702882/1-s2.0-S0716864012702882-main.pdf?_tid=602550f6-5ce8-11e7-95f3-00000aab0f02&acdnat=1498754057_ac156a534d13c28dee6a29730ba1a333. Revisado el 29 de junio de 2017.

6. MedlinePlus: Obesidad. Disponible en: https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/007297.htm. Revisado el 29 de junio de 2017.

USTED ESTÁ A PUNTO DE DEJAR EL SITIO WEB DE ABBOTT POR OTRO SITIO DE UN TERCERO

Los links que le dirigen a otro sitio fuera del sitio Abbott no están bajo nuestro control, por que lo Abbott no se hace responsable por dichos sitios ni los links que en ellos se encuentren. Abbott le entrega ciertos links sólo para su comodidad, pero la inclusión de estos links a otros sitios no implica que dichos sitios estén aprobados por Abbott.


El sitio que está por visitar puede no estar optimizado para la resolución de su pantalla.

¿DESEA CONTINUAR Y ABANDONAR ESTE SITIO WEB?

true
accessibility
© 2016 Abbott. All Rights Reserved. Please read the Legal Notice for further details.

Unless otherwise specified, all product and service names appearing in this Internet site are trademarks owned by or licensed to Abbott, its subsidiaries or affiliates. No use of any Abbott trademark, trade name, or trade dress in this site may be made without the prior written authorization of Abbott, except to identify the product or services of the company.

accessibility

USTED ESTÁ A PUNTO DE DEJAR EL SITIO WEB DE ABBOTT POR OTRO SITIO DE UN TERCERO

Los links que le dirigen a otro sitio fuera del sitio Abbott no están bajo nuestro control, por que lo Abbott no se hace responsable por dichos sitios ni los links que en ellos se encuentren. Abbott le entrega ciertos links sólo para su comodidad, pero la inclusión de estos links a otros sitios no implica que dichos sitios estén aprobados por Abbott.


El sitio que está por visitar puede no estar optimizado para la resolución de su pantalla.

¿DESEA CONTINUAR Y ABANDONAR ESTE SITIO WEB?