MEDICINE
hamburger
Titulo

Fibromialgia: cuando el cuerpo “pasa la cuenta”

fibromialgia

Durante años esta enfermedad se asoció a una condición mental ficticia de los pacientes. Sin embargo, hoy se identifica como una compleja alteración neurológica a nivel de las vías de dolor.

Si bien aún no existen datos precisos, se estima que entre el 2 y 4% de la población chilena padece de fibromialgia. De ese conjunto, entre 40 y 60% son mujeres. Se cree que esta última cifra se relaciona a las mayores exigencias que tanto la familia como la sociedad le plantean a la mujer a lo largo de su vida personal y profesional.

Es que la fibromialgia, que durante largo tiempo se asoció erróneamente a un “invento mental” de los pacientes, justamente suele asociarse con el estrés crónico y traumas sicológicos. Sin embargo, esta patología se enmarca en la categoría de síndrome de sensibilización central, es decir, un conjunto de síntomas multifactoriales que, de alguna manera, se gatillan a nivel neurológico.

En otras palabras, el cerebro interpreta de forma errónea la información de dolor que recibe del cuerpo, manifestando dolencias a veces extremadamente agudas, e incluso invalidantes, aunque no haya traumatismos visibles ni causas físicas aparentes.

Pese a que no se sabe con exactitud cuáles son sus causas, investigaciones lo han atribuido a traumas emocionales. Se dice que puede deberse a padecimientos que una persona ha sufrido a lo largo de su vida, especialmente cuando ha experimentado frecuentes niveles de estrés, que pueden ser fisiológicos (maltratos o castigos), psicológicos (abusos) o de alimentación, entre otras. Estos factores se pueden ir acumulando a nivel físico, hasta que el cerebro colapsa y empieza a transmitir esta información errada de dolor físico.

Síntomas diversos

Una de las mayores dificultades para un diagnóstico preciso es la amplia y variada sintomatología que experimentan los pacientes, lo cual implica realizar una serie de exámenes para descartar otras patologías.

Estas son las variadas manifestaciones que pueden sufrir las personas con fibromialgia:
• Dolores en rodillas, zona alta de la espalda, clavícula y escápula, entre otras partes del cuerpo.
• Gastritis, diarreas explosivas alternadas con períodos de constipación, reflujos y colon irritable.
• Trastornos de sueño, agotamiento y falta de atención o de concentración.
• Déficit de memoria a corto plazo y depresión.

Actualmente, para el diagnóstico se emplean los criterios de American College of Rheumatology (ACR), vigentes desde 2010, y que miden distintos aspectos tanto de la sintomatología como de su impacto en el diario vivir del paciente.

También se aplican pruebas métricas y cualitativas para medir el “nivel de catástrofe” que experimenta la persona, a partir de las señales de amenaza que el sistema nervioso autónomo envía ante los estímulos de la vida cotidiana. La combinación de todas estas técnicas, que incluyen los puntos de vista físico y emocional, permite esbozar una imagen certera de cada paciente.

Tratamiento

Si bien la fibromialgia puede derivar en cuadros clínicos muy agudos e invalidantes, que incluso conllevan riesgo de suicidio, debido a las complicaciones laborales, sociales o familiares que afectan al paciente (como estigmatización, falta de empatía laboral, desprotección social o quiebres conyugales y familiares), su tratamiento es muy efectivo, en la medida que se realiza un diagnóstico precoz y certero.

El apoyo farmacológico más efectivo considera la administración de antidepresivos con funciones duales, además de anti inflamatorios. Todo esto reduce la sensación de dolor y además mejora el ánimo.

USTED ESTÁ A PUNTO DE DEJAR EL SITIO WEB DE ABBOTT POR OTRO SITIO DE UN TERCERO

Los links que le dirigen a otro sitio fuera del sitio Abbott no están bajo nuestro control, por que lo Abbott no se hace responsable por dichos sitios ni los links que en ellos se encuentren. Abbott le entrega ciertos links sólo para su comodidad, pero la inclusión de estos links a otros sitios no implica que dichos sitios estén aprobados por Abbott.


El sitio que está por visitar puede no estar optimizado para la resolución de su pantalla.

¿DESEA CONTINUAR Y ABANDONAR ESTE SITIO WEB?

true
accessibility
© 2016 Abbott. All Rights Reserved. Please read the Legal Notice for further details.

Unless otherwise specified, all product and service names appearing in this Internet site are trademarks owned by or licensed to Abbott, its subsidiaries or affiliates. No use of any Abbott trademark, trade name, or trade dress in this site may be made without the prior written authorization of Abbott, except to identify the product or services of the company.

accessibility

USTED ESTÁ A PUNTO DE DEJAR EL SITIO WEB DE ABBOTT POR OTRO SITIO DE UN TERCERO

Los links que le dirigen a otro sitio fuera del sitio Abbott no están bajo nuestro control, por que lo Abbott no se hace responsable por dichos sitios ni los links que en ellos se encuentren. Abbott le entrega ciertos links sólo para su comodidad, pero la inclusión de estos links a otros sitios no implica que dichos sitios estén aprobados por Abbott.


El sitio que está por visitar puede no estar optimizado para la resolución de su pantalla.

¿DESEA CONTINUAR Y ABANDONAR ESTE SITIO WEB?